Mi diván Psicoterapia

Elogio del asombro

31 octubre, 2017

Cambio de estación.

Algo llega a su fin, algo nuevo se nos presenta.

 Hoy me acuerdo  de las palabras de la poeta Mary Oliver en  “El día de verano”:

“Dime, ¿qué más debería haber hecho?
¿No es verdad que todo al final se muere, y tan pronto?
Dime, ¿qué planeas hacer con tu preciosa, salvaje, única, vida?”

La vida abunda en oportunidades para despertar al asombro.

Abre tus bellos ojos.

Comparto mi manera de rendirme al asombro y salir de la apatía, un  poema donde te invito a entrar en un lugar sagrado, uno entre tantos, el mío. Seguro tú tienes el tuyo.

Un lugar tan acertado como  nuestra próxima equivocación.

TODAVÍA QUEDA UN SITIO A DONDE IR

Todavía queda un sitio a donde ir.
Entra,
no tienes que hacer planes fijos,
no tienes que mover tus pesadas cajas de un sitio a otro.

Todavía queda un sitio a donde ir.
Entra,
no tienes que ser valiente,
no tienes que tener ni poco, ni mucho, ni nada.

Sólo tienes que
soltar,
suavemente,
a los dos viejos sapos que guardas en las manos.

Escucha las voces, cantan y se enredan
muy abajo, mucho, hasta más allá de la piel mojada,
abajo y abajo,
laten
en la palma de las manos como una segunda yugular.

Todavía queda un sitio a donde ir.
Entra,
no tienes que aferrarte al pasado ni al futuro,
no tienes que cerrar las ventanas,
aunque las caras desencajadas griten
¿quién ha traído este bicho?
aunque el motor rugía, las manos se pusieron a temblar
y sentiste el antiguo tajo en la rodilla.

Sabes que la flecha destruye al halcón,
el halcón divide al cielo,
todo ese cielo metido en tu cabeza.
Ideas, ideas, ideas,
déjalas marchar,
haz con ellas un gran montón de nada.

Todavía queda un sitio a donde ir
Entra,
no tienes que avanzar,
no tienes que retroceder,
compañero de suelo,
noche de arrullo,
Sólo tienes que prestar atención.
Sólo tienes que escuchar
crujir
las letras de tu nombre,
emergen del barro
con faltas de ortografía.
Viejos
Sapos
hermanos de lluvia,
corazones de tierra.

Violeta Pagán

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply